Una mujer joven descansa en el suelo del centro cultural Garcia Márquez


Una mujer
Tiene la forma de una cometa
Papalote, ala de viento, palabra encontrada. 

Ella descansa de ojos cerrados y
Sonrisa suave y dibujada

El sol de la tarde de Bogotá la esta volviendo dorada
Y el tiempo está estático y hecho de retornos

A su lado una mochila de los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta evidencia
Su complicidad conmigo, el escribano. 

En algún momento yo no paraba de decir y decir
Antes que uno mismo se congelara para después soñar en recuperarse

Pero no
Pero si

Todo eso es poco importante 
Si no tal vez la tarde de Bogotá
Cuando ella se dora y sueña
Y alguien como yo, pasajero, imagina entrar silencioso en ese sueño

Como un relato inconcluso del Gabo
O una canción rara de Maria Mercedes Carranza. 



[Julio Wong Un escribe en la Calle Balsa de las diez los lunes]

Comentários

As mais vistas